La Federación Internacional de Periodistas (FIP), celebra el pronunciamiento judicial a favor de Luz Dary Ines Mora, quien fue desvinculada de su puesto de trabajo como jefe de prensa y auxiliar de secretaría del sindicato colombiano USO cuando se encontraba cursando un embarazo de riesgo.

La Federación Colombiana de Periodistas (FECOLPER), organización que acompañó y patrocinó a la comunicadora durante el proceso judicial, pudo demostrar a través de distintas pruebas la existencia de un contrato de trabajo a término indefinido que se prolongó durante 39 meses y 15 días. La relación laboral, como quedó establecido en el juicio, fue interrumpida unilateralmente por el empleador al tomar conocimiento del embarazo de Luz Dary Ines Mora, constituyéndose en un caso de violencia contra la trabajadora.

Como consecuencia, el juez de la causa sentenció a los empleadores de la periodista a reintegrarla en su puesto de trabajo y pagarle más de 200 millones de pesos colombianos en concepto de salarios insolutos, sanción moratoria y licencia de maternidad.

La FIP, organización que representa a 600.000 trabajadores y trabajadoras de prensa en todo el mundo, celebra la decisión del tribunal y congratula a Luz Dary Inés Mora y a la FECOLPER por su lucha para el justo resarcimiento y reparación de la injusticia.

Advertisements